Publicado el Deja un comentario

¿Sabes lo que ocurre con cada palabra que dices?

Si yo digo “María”, ¿En qué o quién piensas? o si digo “Pedro”.

Cada palabra va a conseguir una imagen, una sensación, un recuerdo, incluso cada nombre puede tener determinadas asociaciones en tu mente.

Es usual que alguien diga que las personas de nombre Daniel o Daniela, sean tremendos, intranquilos, que se portan mal. (Aplica para cualquier nombre)

Y esto se debe a las representaciones mentales ancladas a esa palabra o a ese nombre.

Hace días conversaba con una amiga y  dije, “manzana” luego de eso la miré fijamente a sus ojos y le pregunté: ¿Qué pensaste cuando dije manzana?

Esta misma pregunta a logrado tantas respuestas diferentes como personas que la han escuchado en mis seminarios.

Manzana roja, amarilla. Una compota de manzana, un teléfono, computadora, vi en mi mente una manzana con un gusanito en ella, Blancanieves y los 7 enanitos, una bebida de manzana, una manzana picada sobre un plato blanco.

Y así van las miles de respuesta que he escuchado desde hace un poco más de 5 años que comencé a dar mis seminarios.

Para mí la manzana en la que pensé al usar la palabra fue una manzana verde, sorpresa la que tuve, la manzana que coloqué en la mente de esta persona era roja.

Un ejemplo sencillo y muy poderoso para darnos cuenta como una simple palabra puede tener significados distintos para cada quien y todo va asociado a las experiencias que esta persona haya vivo, así mismo si tuvo alguna relación con algún Daniel o alguna Daniela o simplemente vio esa película famosa de Daniel el travieso.

¿Sabes lo que ocurre con cada palabra que dices?

¿Las usas de manera consciente?

¿Tienes idea de lo que produce cada palabra en la persona que te escucha?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.